Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Alcanzará 5,4 millones de hectáreas para grano comercial; destacan los márgenes del cultivo versus la soja.

La siembra de maíz para grano comercial alcanzará un nuevo récord en la Argentina. Según estimó ayer la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en un informe de precampaña, la superficie para el ciclo 2017/18, cuya siembra empezará el mes próximo, será de 5,4 millones de hectáreas, una mejora del 5,9% respecto de la campaña pasada.

En 2016/2017, el área se ubicó en 5,1 millones de hectáreas. En 2015/2016, en la última campaña que se inició aún con el kirchnerismo en el poder, se implantaron 3,85 millones de hectáreas. Considerando la superficie para 2017/2018, en dos campañas estaría ahora registrando una expansión de 1,55 millones de hectáreas versus 2015/2016. Esto es por la quita de las retenciones y de las trabas para exportar.

Para el nuevo ciclo, las buenas condiciones de humedad para sembrar, pese a que son excesivas en algunas regiones; la necesidad de mantener una rotación de cultivos, de controlar malezas rotando principios activos de agroquímicos, y la buena rentabilidad, en especial sobre campos propios, se encuentran entre los factores que le dan impulso a la campaña, siempre que no se complique aún más el factor climático. Por lo pronto, habría un clima neutro con precipitaciones moderadas.

En las empresas de semillas dan cuenta del escenario positivo, con más ventas de semillas y productores demandando productos de mayor tecnología. "Hasta hoy la demanda es mayor que el año pasado, con el productor posicionándose más temprano [en la compra]. Estamos con un 15% más en facturación [ventas] y pedidos respecto del año pasado", dijo Fabián Quiroga, director de marketing para Latinoamérica sur de Syngenta.

En la empresa afirman que "el maíz está a la cabeza en los márgenes". Según sus números, en el norte bonaerense, a precios de pizarra de hoy, en campo propio el margen bruto medio aproximado para un rinde de maíz de 75 quintales por hectárea es de US$ 140, en tanto que para un rinde de 110qq/ha es de U$$ 420/ha. Para comparar, la soja, en el mismo esquema, con 28 quintales deja un margen bruto de US$ 185/ha. mientras que con un rinde de 38 quintales es de US$ 340 por hectárea. A mayor rinde da mejor resultado el maíz. "En el caso de campos alquilados para maíz, el margen bruto se ubica en US$ 6/ha y US$ 290/ha para rendimientos de 75 quintales y 110 quintales, respectivamente", apuntó.

Juan Moreno, gerente del negocio de maíz de Dekalb y La Tijereta (Monsanto), expresó sobre las ventas: "Arrancamos muy fuerte en abril (precampaña de ventas) y ahora esperamos el segundo pico. Ya alcanzamos el 70% de las ventas".

Para Moreno, a esta altura del año los márgenes netos del maíz son, por la suba del dólar, la baja de la soja y no muchas variaciones en los alquileres, entre 20 y 25% superiores a los de 2016 en la misma época. Según sus números, en promedio de rindes y de esquemas productivos, el maíz deja un margen neto de 230 a 240 dólares por hectárea, contra 180 a 190 dólares por hectárea de la soja.

Fuente: La Nación – Fernando Bertello

IPesasiloSolidagroIPCV