Bolsa de Comercio de Rosario

La sequía golpeó a los rindes trigueros, por lo cual la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario redujo en un millón de toneladas sus pronósticos de producción para este año, respecto de la última previsión realizada en octubre. Estima que se cosecharán 19 millones de toneladas.

La GEA explicó que el trigo sigue sin lluvias que le aseguren un piso productivo. De modo que el área pérdida sube 270 mil hectáreas. El volumen triguero estimado cayó un millón de toneladas respecto de lo previsto un mes atrás.

"En este ciclo 2019/2020 la siembra interanual de trigo creció un 4 por ciento pero el volumen será el mismo que el de

hace un año, 19 millones de toneladas, si es que no siguen desmoronándose los rindes", indicaron los técnicos.

Esta reducción ocurre, señalaron, a pesar de que se hizo una gran apuesta por el cultivo, siendo la siembra más importante de los últimos 18 años, en fertilización y cuidado del cultivo, y cuando el potencial triguero tenía todo para superar los 22 millones de toneladas.

Los motivos de la caída

Según la Bolsa, faltaron entre 100 y 250 milímetros de agua para asegurar los rendimientos. "Extremadamente escasas, así se comportaron las precipitaciones del trimestre frío y los meses que le siguieron en Argentina, que siguen sin resolver la faltante de agua", señalaron.

En territorio bonaerense se van a perder casi 100 mil hectáreas trigueras, en La Pampa, 60 mil y en Córdoba, casi 50 mil. El rinde nacional triguero cayó por debajo de la barrera de los 30 quintales. En un mes, el rinde triguero argentino pasó de 30,8 quintales por hectárea a 29,6 quintales.

Fuente: La Capital (Rosario)

IPesasiloSolidagroIPCV