Bolsa de Comercio de Rosario

La demanda ofreció $ 4350 por tonelada en Rosario.

La carrera por ponerle valor antes de fin de año a poco más de un millón de toneladas de soja que fue entregada bajo la modalidad "a fijar" tuvo ayer otra jornada improductiva, al no haber acuerdo entre compradores y vendedores tras una nueva caída del precio propuesto por las fábricas.

En efecto, en el inicio de la rueda, la industria procesadora se puso a tono con las bajas externas y ofreció 4350 pesos por tonelada de soja para la zona del Gran Rosario, 50 pesos menos que anteayer.

Ese valor, que nuevamente se ganó el rechazo de todos los vendedores y de aquellos que tienen que fijar un precio, implicó un retroceso semanal del 4,4% frente a los 4550 pesos vigentes el viernes pasado y del 7,45% respecto de los $ 4700 pagados por los compradores a mitad del segmento comercial anterior.

Ayer, el FAS teórico de la soja que fija a diario el Ministerio de Agroindustria de la Nación fue de $ 4537 por tonelada, mientras que la capacidad teórica de pago de la industria aceitera fue calculada en $ 4579 por la Bolsa de Comercio de Rosario.

"Los compradores, que siguen con su objetivo de cerrar márgenes favorables, contaron con una ayuda adicional de Chicago y aprovecharon las bajas externas para proponer valores aún peores que los vistos en la rueda anterior", relató a la nacion desde Rosario un operador que a diario debe trabajar para acercar las voluntades a compradores y vendedores. "Hoy (por ayer) no tuve éxito", aseguró.

Y agregó que para los productores que no "tomaron" valores entre los 4600 y los 4700 pesos vigentes durante la semana pasada, los 4350 pesos ofertados ayer fueron un golpe difícil de digerir. "Los que deben ponerle valor a la soja oportunamente entregada a fijar tienen por delante sólo diez ruedas para hacerlo y eso los preocupa, porque temen tener que convalidar un valor lejano de sus objetivos".

Vale recordar que una vez vencido el contrato por la mercadería "a fijar", si los vendedores no alcanzan un acuerdo con los compradores son estos últimos los que tienen la potestad para poner el valor a la mercadería adquirida.

En cuanto a la soja de la próxima cosecha para las entregas en mayo, si bien no hubo ofertas abiertas, algunos interesados propusieron 260 dólares por tonelada, 2 dólares menos que anteayer.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones enero y mayo de la soja perdieron US$ 5,50 y 2,80, mientras que sus ajustes fueron de 259 y de 263,50 dólares por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron ayer bajas de US$ 4,23 y de 4,32 sobre los contratos enero y marzo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 355,59 y de 359,63 dólares por tonelada. La tónica bajista estuvo relacionada con los pronósticos de lluvias sobre las zonas agrícolas argentinas y fue movilizada por las ventas de los grandes fondos de inversión, que durante la rueda liquidaron unos 9000 contratos, equivalentes a poco más de 1,22 millones de toneladas.

Ayer, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires relevó el avance de la siembra de soja sobre el 63,5% de los 18,1 millones de hectáreas previstos, con un progreso semanal de 10,2 puntos y con una demora interanual de 3 puntos. "Aún resta sembrar más de 6,6 millones de hectáreas en el nivel nacional y poco más de la mitad de esa superficie debería ser incorporada durante las próximas dos semanas, poniendo en riesgo el cumplimiento de los planes de siembra", advirtió la entidad en su informe semanal.

Fuente: La Nación – Dante Rofi

IPesasiloSolidagroIPCV