Bolsa de Comercio de Rosario

La demanda ofreció $ 2200 por tonelada en la Bolsa de Comercio de Rosario, $ 50 menos que anteayer.

El avance de la cosecha, la fluidez de la logística y las abundantes compras anticipadas hechas por los exportadores son los principales fundamentos de la tendencia bajista evidenciada en lo que va de la semana por los precios del maíz en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Ayer los exportadores propusieron $ 2200 por tonelada disponible de maíz para las terminales del Gran Rosario, 50 pesos menos que en la jornada precedente y 150 pesos por debajo del valor vigente el viernes pasado. La demanda también ofreció la posibilidad de cerrar negocios con entrega entre julio y octubre por 140 dólares por tonelada (equivalentes ayer a 2223,2 pesos).

Según el informe de posición de camiones de la BCR, en función de los datos provistos por la firma Williams Entregas SA, en lo que va de la semana ingresaron en la zona portuaria de Rosario 5700 camiones cargados con maíz, un 42,5% más que en igual lapso del segmento anterior, en el que entraron 3999 unidades. Esta fluidez en la llegada de camiones a los puertos es la consecuencia del avance de la cosecha, que según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires progresó sobre el 45% del área apta y aportó un volumen parcial de 19,3 millones de toneladas, y también del abundante volumen de compras anticipadas de la exportación, que al 7 del actual sumó 14.201.800 toneladas, contra un total de declaraciones juradas de ventas externas (hasta ayer) por 11.604.486 toneladas.

La debilidad de los precios del maíz también se refleja en el puerto de Bahía Blanca, donde si bien ayer la oferta por cereal con entrega hasta el lunes próximo se mantuvo en $ 2400, quedó por debajo de los $ 2600 vigentes el viernes pasado, cuando un exportador debió salir a buscar mercadería para completar un buque. Además, por el maíz con descarga hasta el 30 del actual la propuesta osciló de 2330 a 2350 pesos.

Fuentes del sector comercial destacaron a LA NACION que mientras la entrada de camiones a los puertos siga fluida, los precios del maíz continuarán "planchados". Y apuntaron que "sólo las lluvias" anunciadas para hoy y mañana sobre amplias zonas agrícolas "podrían abrir un interrogante sobre la logística del inicio de la próxima semana", según la dimensión de las tormentas.

El complemento de la tónica bajista de la plaza disponible estuvo en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde las posiciones julio y septiembre del maíz perdieron 1,50 y 1 dólar, al cerrar con ajustes de 140 y 143 dólares por tonelada.

Acerca de la soja, las fábricas ofrecieron ayer $ 3750 por tonelada para la zona del Gran Rosario, sin cambios. En negocios puntuales, y sólo por lotes importantes, algunos compradores elevaron la propuesta hasta los 3800 pesos. En el Matba, los contratos julio y noviembre resignaron 0,50 y 0,10 dólares, en tanto que sus ajustes fueron de 245,20 y 252,80 dólares por tonelada.

Por tonelada de trigo la exportación volvió a pagar ayer $ 2650 para Bahía Blanca, Necochea y para el Gran Rosario, sin cambios. En cuanto al cereal de la próxima cosecha, osciló de 160 a 165 dólares.

En los Estados Unidos, y pese a las lluvias caídas durante el día en el centro del Medio Oeste, se dio un nuevo viraje de los climatólogos hacia un patrón de tiempo seco para las zonas agrícolas en las próximas dos semanas. Y las mayores subas de la jornada las capitalizó el valor del trigo, que cerró con alzas del 2,4 y del 1,7% en Chicago y Kansas, respectivamente.

Fuente: La Nación – Dante Rofi

IPesasiloSolidagroIPCV