Mercado de Chicago

La soja se negoció en baja ayer en la Bolsa de Chicago, por la posibilidad de que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) eleve hoy el volumen de la cosecha estadounidense de la oleaginosa en su informe mensual de estimaciones agrícolas.

Al cierre de los negocios, las pizarras mostraron quitas de US$2,21 y de 2,48 sobre los contratos agosto y septiembre de la soja, cuyos ajustes resultaron de 326,19 y de 328,12 dólares por tonelada.

Según el promedio de las estimaciones privadas, la cosecha de soja 2018/2019 de los Estados Unidos alcanzaría los 119,94 millones de toneladas, frente a los 117,30 millones proyectados por el USDA en julio. Como consecuencia de ese incremento, que se sustenta en las buenas condiciones climáticas que vienen acompañando el desarrollo de los cultivos en la mayor parte de las zonas agrícolas, los operadores calcularon las existencias finales del ciclo en 17,36 millones de toneladas, por encima de los 15,77 millones del último reporte oficial y de los 12,64 millones dejados como remanente por el ciclo 2017/2018.

Si las bajas no fueron mayores ayer fue por la posibilidad de que los próximos días se presenten secos y calurosos en el Medio Oeste. Además, también limitó las pérdidas la sequía que afecta buena parte de los suelos de Missouri, que es el sexto Estado productor de soja estadounidense, que en la campaña 2017/2018 aportó 7,90 millones de toneladas a la cosecha total.

En el mercado local las fábricas elevaron ayer de 7500 a 7600 pesos por tonelada su propuesta por la soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario, una mejora que no alcanzó para estimular mayores ventas. Fuentes del sector comercial indicaron que por lotes importantes algunos compradores convalidaron hasta 7650 pesos, sin lograr hacerse del volumen esperado.

Las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) reflejaron la tónica bajista externa. En efecto, las posiciones noviembre y mayo perdieron US$0,50 y 0,90, mientras que sus ajustes fueron de 292 y de 282 dólares por tonelada.

El trigo

Ayer también cerró en baja el valor del trigo estadounidense, producto de una toma de ganancias de los fondos de inversión, en la jornada previa del informe del USDA. El contrato septiembre del cereal en las Bolsas de Chicago y de Kansas perdió US$2,02 y 2,12, en tanto que su ajuste fue de 207,42 y de 212,56 dólares por tonelada.

Entre los operadores del mercado de granos, la expectativa para el reporte mensual del USDA que se conocerá hoy es ver menores volúmenes para las cosechas de trigo de la Unión Europea, Rusia, Ucrania y de Australia. Para los Estados Unidos, el promedio de las estimaciones privadas ubicó la producción 2018/2019 en 50,35 millones de toneladas, por debajo de los 51,21 millones del trabajo de julio pasado, pero por encima de los 47,37 millones de la campaña 2017/2018.

En la plaza local también se registró una baja de los precios del trigo de la nueva cosecha para la zona del Gran Rosario, de 220 a 215 dólares para las entregas entre noviembre y diciembre; de 225 a 220 dólares para enero, y de 230 a 225 dólares para las descargas en el bimestre febrero/marzo.

Los contratos diciembre y enero del trigo en el Matba perdieron US$2,50 y 2, al terminar la rueda con ajustes de 218 y de 221,50 dólares por tonelada.

Fuente: La Nación - Dante Rofi

IPesasiloSolidagroIPCV